Contacto
Mapa del Sitio
buscar
Búsqueda avanzada
XVII CONCURSO DE I+D FONDEF 2009 - 2009 - D09I1188
DECLARACIÓN AMBIENTAL DE PRODUCTOS CERTIFICADA, ISO 14025, PARA EL COBRE Y PRODUCTOS DE COBRE.
  • Nombre : DECLARACIÓN AMBIENTAL DE PRODUCTOS CERTIFICADA, ISO 14025, PARA EL COBRE Y PRODUCTOS DE COBRE.
  • Número/Código : D09I1188
  • Nombre Concurso : XVII CONCURSO DE I+D FONDEF 2009
  • Año Concurso : 2009
  • Duración: 30 (meses)

Las Declaraciones Ambientales de Productos (EPD) ISO14025, constituyen la única forma de reportar de manera certificada, los indicadores de desempeño ambiental de productos destinados a las grandes transacciones comerciales del tipo business to business. La norma ISO14025 establece una metodología rigurosa, pero que debe desarrollarse para cada tipo de producto (como el cátodo de cobre o los productos de cobre), ya que requiere del desarrollo de Reglas por Categoría de Producto (PCR) específicas para cada metal o tipo de producto minero o metálico. Asimismo, requiere necesariamente del desarrollo del análisis de ciclo de vida (LCA) del producto. La metodología LCA involucra la evaluación cuantitativa de los impactos ambientales de todo el sistema productivo, incluyendo la cadena de suministros asociada a ese producto, para generar los indicadores de desempeño ambiental con enfoque de ciclo de vida (el perfil ecológico) que va a reportar certificadamente la EPD. Uno de estos indicadores de desempeño ambiental de ciclo de vida y que ha sido largamente renombrado en los últimos años, es la Huella de Carbono (*).

La innovación de este proyecto es el desarrollo de las Reglas por Categoría de Productos (PCR) específicas para los productos de la minería del cobre (concentrados y cátodos) y para uno de los principales productos de cobre (los alambres de cobre) y conjuntamente, el desarrollo de un sistema validado por tercera parte competente, para realizar Declaraciones Ambientales de Productos (EPD) para el cobre producido en Chile y para los productos del cobre (mineral concentrado, cátodos y alambre de cobre). Las EPD serán validades y acreditadas internacionalmente por revisión crítica de tercera parte competente. Las PCR serán validadas a través de consulta pública conforme a los requerimientos de la ISO 14025; este proceso será liderado por el organismo internacional, EPDsystem u otro acreditado inernacionalmente para esos fines. Estos desarrollos se constituirán como un sistema EPD de referencia certificado, que incorporará modelos parametrizados, implementándose en una plataforma computacional para su uso masivo como herramienta para desarrollos de EPD (implementada en un sitio web). Es importante también destacar, que la PCR de concentrados de mineral será la primera PCR de este tipo en el mundo. Por tanto, el desarrollo de esta PCR específica se considera una importante contribución científica y tecnológica, como también de gran relevancia comercial, ya que los concentrados de cobre son uno de los principales productos de exportación de la minería.

Las empresas productoras de concentrados, de cátodos o de alambres de cobre, podrán utilizar esta herramienta metodológica validada e implementada en forma modular, con sus propios datos de producción, obteniendo así rigurosa y eficientemente, la Declaración Ambiental de Productos de sus propios productos, conforme a los protocolos y metodologías establecidos en el estándar ISO14025. La herramienta EPD que se desarrollará, será un prototipo con la capacidad de expandirse a otros productos mineros y metálicos de cobre.

Los modelos de EPD serán específico para los productos mineros y metálicos del cobre en Chile, pero podrían ser utilizados también como modelos genéricos para el desarrollo de EPD del cobre producido en otras partes del mundo.

El proyecto considera el desarrollo de modelos científicos para la determinación de indicadores claves de sustentabilidad de la minería y de los productos de cobre. Estos modelos serán utilizados para el desarrollo del sistema EPD, constituyéndose en la base de generación de los indicadores de sustentabilidad que las empresas podrán reportar en forma certificada, en conformidad con la metodología descrita en la norma ISO 14025. Los modelos de impacto de ciclo de vida, LCIA, desarrollados, permitirán el cálculo de los indicadores de la huella de carbono para cada producto considerado. La metodología de huella de carbono para productos está en plena discusión mundial para llegar a un consenso, cuyos resultados se esperan para el 2011, y que posiblemente serán incorporados en la ISO14067. Cabe señalar, que las metodologías que se están en discusión para el cálculo de la HC involucran el enfoque 3, es decir, la aplicación del enfoque de ciclo de vida (LCA). Por esto mismo, el proyecto parte en el momento adecuado para su desarrollo, nutriéndose de la discusión mundial y desarrollándose en coherencia con las tendencias metodológicas que regirán los cálculos de HC y otros indicadores de impacto pàra productos en los próximos años.

Las EPD se ha planteado como obligatorio para el ingreso de productos a los mercados de Francia y Japón a partir del 2012. En el caso de Japón, sólo la EPD de la Huella de Carbono (*) será requerida el 2012. El resto de los países de la Unión Europea y USA, están dando ya señales que seguirán pronto esta misma tendencia. USA está iniciando el estudio de esquemas tecnológicos y legislativos para el desarrollos de PCR y EPD para muchos de sus productos y por otro lado, la UE incrementa constantemente el desarrollo de PCR para distintas categorías de producto (las PCR son sólo utilizadas en el desarrollo de EPDs); además, se debe tener en cuenta, que la Política Integral de Productos de Europa (IPP) promueve desde el 2005 el uso de metodologías con enfoque de ciclo de vida para el desarrollo de productos y para fomentar la competitividad orientada hacia la mejora ambiental continua de productos, servicios y sistemas productivos.

Los requerimientos crecientes por EPD en el mundo impactarán fuertemente a la cadena productiva, desde los fabricantes de productos finales hacia atrás en la cadena de valor, hasta llegar a los productores de materias primas o de productos básicos, como los concentrados de cobre, cátodos o alambre, entre otros. Así por ejemplo, si una cafetera es fabricada en Alemania a partir del 2012 y luego es exportada a Francia o Japón, deberá entonces presentar su EPD y consecuentemente los componentes (como el alambre de cobre) que la integran, también deberán presentar datos de desempeño ambiental confiables en forma de EPD, revisados y validados por una tercera parte.

El proyecto generará un esquema tecnológico, para que los indicadores de producción sustentable del cobre y de productos del cobre (como la huella de carbono entre otros), sean estandarizados para su comparación y certificados internacionalmente a través de la Declaración Ambiental de Productos (DAP/EPD) ISO 14025.

Un componente fundamental del proyecto consiste en otorgar las validaciones para que las EPD obtenidas por el sistema que será desarrollado sean reconocidas internacionalmente y garantice la transparencia de todo el proceso. Esto debe permitir la diferenciación positiva de la industria del cobre en Chile y por tanto, la sustentabilidad de nuestros productos en el mercado mundial dentro de un contexto de cada vez mayores exigencias internacionales a los procesos de producción.

El proyecto tiene su enfoque principal en la minería, pero se considera fundamental el desarrollo de la PCR y EPD de al menos un producto principal de cobre, como los alambres, para cubrir toda la cadena de valor en que el metal participa, mostrando el involucramiento y estándar ambiental sustentable del cobre producido en Chile en un producto de cobre altamente usado en Chile y en el mundo. Asimismo, con esto se crea un prototipo para el desarrollo de nuevos EPD de otros productos hechos de cobre y se promueve a la vez, su uso y el involucramiento de la industria metal mecánica nacional por mostrar que sus productos hechos de cobre son "más sustentable y certificado" como también la materia prima de sus productos, el cobre chileno.

Se considera además que el ser los primeros en el mundo en el desarrollo de PCR y EPD para los cátodos de cobre y otros dos de los principales productos del cobre, marca una fuerte señal país de transparencia, competitividad y compromiso con el consumo y la producción sustentables, permiténdonos a la vez lograr una ventaja competitiva frente a otros productores. Siendo Chile el primer productor de cobre y que posee las mayores reservas minerales de este metal, la investigación y desarrollo en el área de la sustentabilidad de la minería del cobre que pueda hacer Chile, tiene grandes relevancias internacionales. Un ejemplo de esto, es el interés mostrado por varios de los principales Software y bases de datos de LCA del mundo, por los resultados de los LCI obtenidos en el proyecto Fondef D06I1060 y también las continuas invitaciones a los directores del proyecto a integrar importantes foros científicos y técnicos internacionales sobre a metales y sustentabilidad. Las asociaciones internacionales de la industria del acero y del aluminio, ya han desarrollado PCR, LCA y la EPD de sus principales productos , lo que está aun no se ha hecho para el cobre.

(*) no hay Huella de Carbono (HC) de producto sin hacer análisis de ciclo de vida (LCA). La HC es un LCA donde sólo se consideran aquellos impactos relacionados con el cambio climático. El EPD toma los resultados del LCA y los informa certificadamente, a través de metodologías y protocolos establecidos en la norma ISO 14025.

volver

Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica - CONICYT
Canadá 308, Providencia, Santiago de Chile. Teléfono (56 2) 3654400, Fax (56 2) 6551396
Políticas de Privacidad y Condiciones de Uso